Enlace a bio

Enlace a obras

viernes, 28 de diciembre de 2012

Entrevista online en Forum Fnac sobre LA LOBA DE AL-ÁNDALUS



Hola Sebastián. Te felicito por la novela, tu trayectoria ya era creciente y con “La loba de al-Ándalus” tu escritura ha alcanzado la maestría. Tus personajes y tu historia ha sido un muy buen descubrimiento. ¿Tú encontraste la historia, o fue la historia la que te encontro a ti? ¿Quedan en Valencia restos de la presencia de Mardánish y Zobeyda?
Blas, gracias bizantinas y vaya de vuelta esa felicitación. Te confieso que esta historia me encontró a mí. Durante la documentación de “El caballero del alba” y de “Venganza de sangre” topé con huellas de un momento épico e inexplicablemente olvidado. Profundizar un poco y encontrar la trama principal de “La loba de al-Ándalus” fue todo uno. Tú sabes a qué me refiero: leer una fuente antigua en busca de una información concreta y darte de narices con una auténtica mina dramática. Inevitable rendirse. Y en cuanto a los restos andalusíes en Valencia, poco hay aparte de pedazos de muralla y un par de torres en un vergonzoso estado. Nos queda, eso sí, la memoria a través de los nombres. Tenemos la Zaydía convertida en plaza, Marchalenes en forma de parque, Ruzafa es todo un barrio y la Alameda un paseo. Bueno, se me olvidaba: el tribunal de las aguas. Y ese aún funciona…

Felicidades por tus éxitos! Siento curiosidad: excluyendo el don de escribir que algunos poseen y otros no, un escritor suele ser un gran lector, pero en tu caso ¿qué es lo que motivó tu deseo de traspasar esa barrera? ¿Qué necesidad de escribir siente el escritor, cuando muchos podrían hacer su trabajo?
Brus_mily, ¡gracias! En mi caso, el deseo de escribir nace por las mismas razones que el deseo de leer, ver una buena peli, admirar un cuadro, escuchar esa música que te emocioona… Leer te permite multiplicar tu experiencia y tus sensaciones, incluso vivir otras vidas. Escribiendo obtienes el mismo resultado. La diferencia es que escribes lo que te gustaría leer, así que, cuando escribes, te sumerges en un mundo escogido o diseñado por ti. No sé si me explico: cada personaje me lleva a otra época y me dota de una nueva personalidad. Vaya, supongo que esto tiene algo de trastorno mental, je, je…

¡Hola Sebastián! Como escritor que eres, ¿qué consejo le darías a alguien que estuviese empezando en el mundo de la escritura? ¡espero ser igual de buena escribiendo como tú eres! ¿Harás firmas de libros próximamente? ¿y vendrás a Murcia? si es así, allí estaré. (Por cierto, soy murciana pero llevo sangre aragonesa y tengo familia en Zaragoza, ¡me parece una bonita ciudad!) Un abrazo.
Hola, Elvira. A escribir se aprende escribiendo. Así que venga, al lío. Bueno, un poco más en detalle: te vendrá bien armarte de humildad, aunque sin renunciar a la ambición. Y sobre todo ser constante. Para la humildad: recapacita sobre todos los consejos que te den acerca de lo que ya has escrito, incluso aunque creas a priori que no vas a seguirlos. Para la ambición: plantéate metas a corto plazo, que son factibles y q la vez estimulantes. Y sobre todo, para la constancia: ¡pásatelo bien! Escribe lo que te divierte y te motiva, lo que te empuja a seguir escribiendo de verdad, con ganas, porque eso se transmite y el lector lo nota (yo lo noto cuando leo las novelas de otros). Ah, espero pasarme por Murcia en cuanto pueda, porque no es de recibo que una novela sobre el rey Lobo no se presente allí. Así que nos veremos, espero. Besos.

Hola Sebastián, ¿de dónde te surge la inspiración para escribir tus libros? ¿qué es más complicado a la hora de crear una novela: el inicio, el desenlance o el final? Un abrazo.
Hola, alteza. La inspiración me llega de varias formas. Escribí sobre los amantes de Teruel porque nací en Teruel y el tema me apasionaba. Escribí sobre una venganza porque necesitaba vengarme sin que salpicara la sangre. Y sobre el rey Lobo porque era un tema que me esperaba tras cada rincón y merecía que alguien lo rescatara del olvido. Cualquier excusa es buena. En cuanto a la creación literaria, pienso que lo más complicado es el nudo. El final puedes tenerlo diseñado a priori, y puedes crear para el principio los presupuestos que han de desembocar en ese final. Pero el nudo… Uf, el nudo. Hay que desarrollar la historia sin que el interés del lector decaiga y sin que sufra la coherencia interna. Equilibrar los núcleos y mantener el ritmo. Cuidar la verosimilitud de la parte ficticia, y al mismo tiempo no salirte de la senda histórica. Ardua pero emocionante tarea. Un abrazo.

Hola Sebastián ¿habrá segunda parte de “La loba”?
Hola, Vicente. “La loba de al-Ándalus” es una novela autoconclusiva (curioso palabro) y sus tramas quedan cerradas en el plano dramático. Otra cosa es el plano histórico. Una vez llegados a ese final, la historia continúa y hay varios de los personajes de la novela que aún tienen mucho que decir (y me refiero a la historia real y a los personajes históricos). Mi siguiente novela cubre los hechos posteriores y a esos personajes. Pero hay nuevos protagonismos, nuevas tramas, nuevas subtramas. Otra novela distinta y también autoconclusiva.

¡Hola Sebastián! Hasta en el día de hoy desconocía tus novelas,¿qué me dirías para comenzar a leérlas,ya? Saludos.
¡Hola, Belinda! Confío en que te gustarán mis novelas. No soy muy bueno vendiéndome, pero en fin, te diré que, sin ser el único autor empeñado en ello ni mucho menos, enfoco la novela histórica sin complejos. Para mí la novela histórica no es un subgénero, sino un género con mayúsculas. Intento cuidar el desarrollo de las tramas, las curvas de evolución de los personajes y sus relaciones. Sobre todo, pongo toda la carne en el asador para conseguir un buen ritmo narrativo. Me atrevo a garantizarte que tus emociones saltarán de un lado a otro. Y si no se cumple esto cuando leas La loba de al-Ándalus, por favor, procura hacérmelo saber.

Saludos, todavia no he leido ningún libro tuyo, aunque el boca a boca y la crítica no pueden ser más elogiosas. ¿Qué puedo encontrar en tus libros que no encuentre en otros de la misma temática?
Saludos, Nuria. Bueno, no seré yo quien se declare pionero en nada, sobre todo porque la producción literaria es enorme hoy en día y solo he leído una pequeña parte de lo que se publica. Pero mi afán es “poner en valor” la parte dramática en la novela histórica sin desmerecer el rigor histórico, demostrar que del medievo español pueden surgir historias emocionantes y que una misma obra puede contener todos esos ingredientes que nos emocionan: el amor, el odio, la lealtad, la traición, la intriga, el erotismo, la guerra…

¡Buenos días! ¿Es difícil escribir una novela histórica?
Buenos días, Belinda. Escribir novela no es difícil. Lo difícil, creo, es hacerla de calidad. Si además se trata de novela histórica, te encuentras con que es más trabajoso, pero no solo porque precisas una documentación previa importante. Cualquier buena trama necesita elementos que la sostengan, que la hagan coherente. Necesita personajes atractivos, un buen reparto de núcleos de acción, profundidad psicológica, descripciones en su justa medida, diálogos ágiles… Ahora añade que todo eso debe encajar en el contexto histórico estudiado como las piezas de un puzzle.

Hola,Sebastián! Si tuvieras que quedarte con un clásico de la literatura, cuál eligirías? Un abrazo.
 ¡Hola, Raissa! Te respondo sin dudar: la Ilíada. La releo cada pocos años. Incluso una de mis novelas, “Venganza de Sangre”, contiene un pequeño homenaje a una parte de la Ilíada: el coloquio entre Héctor y Andrómaca. Otro abrazo para ti.

Hola Sebastián, tus novelas dejan patente la profundidad de la documentación previa a su escritura. Además de las fuentes escritas, ¿has visitado localizaciones, monumentos, castillos, etc. para escribir La loba de al-Ándalus? Y si es así, podrías citar algunas de las que puedan resultar de más interés para tus lectores/as y de las que no se tenga excesiva información.
Hola, Nereida. Desgraciadamente, ni yo puedo permitirme muchos viajes ni queda mucho en pie para visitar. Pero hablando de “La loba de al-Ándalus”, creo que hay tres escenarios imprescindibles: el castillo de Monteagudo, muy cerquita de Murcia; la Alhambra en Granada (aunque en el siglo XII no era ni la mitad de lo que es ahora) y Los Reales Alcázares de Sevilla. Bueno, espera. Añadiré un cuarto escenario impresionante: todo el pueblo de Albarracín, en la provincia de Teruel.

Buenos días, Sebastián!! De las novelas que has escrito, ¿cuál de ellas, te hace sentirte más orgulloso?
Buenos días, Addie. Estoy orgulloso de todas mis novelas porque son pasos únicos en mi evolución hacia el oficio de escritor. Porque cada una tiene su propia historia, más o menos amarga o feliz según el caso, y porque son distintas entre sí y, de alguna manera, están dirigidas a necesidades lectoras diferentes. Pero sobre todo estoy satisfecho con “La loba de al-Ándalus” por el esfuerzo que invertí en ella y su relación con el resultado. Independientemente de gustos, asuntos editoriales o de mercado, creo que es la mejor novela que he escrito.

¿Posteguillo, Castelló, tú mismo…? ¿Se ha convertido Valencia en la meca de la novela histórica española?
Hola, Eogham. Sin duda sí: Valencia es una mina en la que nacen y a la que venimos a parar muchos. Y no lo digo yo solo, lo reconoció mi editora en la presentación de “La loba” en Bibiliocafé. Y aparte de novelistas históricos como Posteguillo, Castelló, Barceló, Penadés, Badal, Asensi, Pellicer…, tenemos otros autores valencianos (o “valencianizados”, como yo) que pegan fuerte en sus propios géneros: Marta Querol, Fer Ortega, Jason Webster, Sergio Mars… Y no te digo nada de lo que se prepara en novela negra, por ejemplo. Editoriales y agentes, atentos a Valencia.

Hola Sebastián. Enhorabuena por tu nueva novela, todavía no la he terminado, pero la estoy disfrutando enormemente. ¿Qué personaje te ha resultado más difícil perfilar y desarrollar en La loba? ¿Tal vez Zobeyda por la escasa documentación que seguramente debe haber sobre las mujeres de la época?
Hola, Antonio Furió. Tienes nombre de profe universitario, je, je… Mi personaje más difícil, aciertas, es Zobeyda. Y precisamente porque tuve que tomar decisiones de peso en cuanto a su caracterización tras tener en cuenta el rol de la mujer andalusí del siglo XII. La verdad es que tomé prestado algo de la personalidad de Hafsa bint al-Hach, la poetisa granadina contemporánea del rey Lobo (y también personaje de la novela). Me resultaron significativos el que una noble andalusí como Hafsa alcanzara esas cotas de “descaro” y el contenido de las obras que se conservan de ella. Aparte de eso, y de nuevo aciertas con la parquedad de las fuentes, no tuve más remedio que rellenar lagunas y tomarme alguna que otra licencia. Encontrarás explicaciones al respecto en el apéndice final, “Lo que fue y lo que no fue”.

Hola Sebastián, ¿qué son las cosas que más te influyen a la hora de escribir?
Hola, Miriam. Me influye mi experiencia personal, influye mi imaginación e influye sin duda lo que leo e incluso las películas que veo. En el plano formal, influye el círculo de escritores que me rodea. Desde que formo parte de El Cuaderno Rojo, creo que he mejorado notoriamente en mi estilo y en mi método (y seguiré mejorando, espero). Siempre sin olvidar las enseñanzas del genial Posteguillo, claro.

Hola, ¿cuánto tiempo tardas en documentarte para escribir una novela histórica? ¿Cuáles son las fuentes a las que más accedes? ¿Internet, bibliotecas, registros?. Un saludo.
Hola de nuevo, Miriam. Siempre me planteo un periodo base de documentación de seis meses, aunque luego, mientras estás en el proceso de escritura propiamente dichao, no dejas nunca de documentarte, incluso hasta el final de la novela. La fuentes más valiosas están en archivos y bibliotecas o hay que adquirirlas. Uso Internet para documentarme acerca de detalles concretos, siempre acudiendo a fondos digitalizados de museos, universidades y revistas especializadas. Las demás fuentes de la red precisan ser muy, muy wikicontrastadas. En un plano más “de calle”, la visita a localizaciones y las actividades de los recreacionistas medievales me han sido de gran ayuda.

¿Qué le parece que le cataloguen como un escritor contundente?
Hola Ritchie. Larga vida al rock’n’roll. Me parece muy bien lo de contundente, porque me gustaría que mis novelas fueran como mazazos en la emoción y en la conciencia. Hay que despertar y mantener vivo el recuerdo de los que nos precedieron, y para eso hace falta que suene bien fuerte el gran tambor almohade (y algún que otro solo de guitarra).

¿Qué pensamiento albergaba la cabeza de un caballero castellano, la mirada encerrada tras la celada del yelmo, aferrado el acero por la mano cubierta de guantelete y el cuerpo ceñido de cota de malla, ante la visión de un almorávide enardecido cargando hacia él?
Tenía que pasar un miedo tremendo, Bertrand. Hay que acudir a la gente que se ha visto en enfrentamientos reales para saber que la cosa no es tan bonita como nos cuentan algunas películas. Supongo que por su cabeza pasaría el recuerdo de su amada, de sus hijos, de su madre… El objetivo de un botín cuantioso, el miedo a ser capturado por un enemigo brutal… Eso solo saben ellos, los que se dejaron la piel para que ahora seamos quienes somos.

Hola Sebastian, acabo de adquirir esta mañana tu libro ”La loba de Al-Andalus”, y este fin de semana lo leere. Por ahora, le he echado un vistazo por encima y tiene buena pinta. Mi pregunta es, ¿a qué edad te apareció tu vocación por la escritura? Un abrazo.
Hola, Lissa. De pequeñajo ya escribía historietas, aunque no habría creído a quien me dijera que un día publicaría. Recuerdo que escribí una sobre un gorrión gordito que, cuando llega el verano, tiene que pelearse con los vencejos y las golondrinas por la comida. Entretenimientos sin más. Empecé a escribir en serio sobre los 36 años, más o menos. Animo a la gente a que no deje pasar tanto tiempo.

Después de haber leido sus dos últimas novelas, le considero uno de los grandes. Pero para seguir creciendo ¿En que cree usted que debe mejorar en su próxima novela?
Eddie, nunca se alcanza la perfección. Eso implica que se puede mejorar en todo. En el estilo, en el cálculo de los tiempos, en el desarrollo de los personajes, en la selección de la información… Hay que afanarse como el primer día. Será cuestión de escuchar las opiniones de los lectores para ver en qué se debe mejorar.

Me ha encantado tu novela, ¿que se te pasó por la cabeza para narrar una historia en una época tan convulsa, donde las posturas moderadas se veían cada vez más presionadas por las radicales (tanto en el ámbito cristiano como el musulmán?
Gracias, Marisa. Lo que se me pasó por la cabeza es la comparación con el momento actual, en el que los extremismos están a la orden del día. Aunque, pensándolo bien, ¿cuándo no hemos sufrido el azote de los extremismos? Cualquier momento es bueno para alertar de ese peligro. Y desde luego, en ese contexto hallas un filón dramático que no se debe desaprovechar.

Buenos días, Sebastián. ¿Tienes pensado abarcar otro tipo de género más adelante en tus novelas? Saludos.
Hola, Carolina. No cierro el camino a nada. Supongo que debería escribir algo policiaco. En general, ningún género me tira para atrás. Terror, fantástica, thriller… Aunque ahora mismo me muevo muy cómodo en la novela histórica y de aventuras. Y como dije un poco más arriba, conviene escribir sobre lo que uno desea. El resultado es mejor.

¿Qué se siente al terminar de escribir un libro?¿y cuando es aceptado en alguna editorial para publicarlo?
Se siente alivio, José, sobre todo si llevas dos años y medio metido en la misma historia. Se siente pena, porque en ese tiempo te has metido tanto en la mente de tus personajes que casi eres ellos mismos, y ahora tienes que abandonarlos. También incertidumbre, porque queda por delante el asunto de las editoriales y la aceptación por el lector. Cuando una editorial te dice que sí al manuscrito siempre es una alegría. Si se trata de una editorial de fuste, como Ediciones B, la alegría se convierte en fiesta.

He disfrutado mucho con La loba de Al-Ándalus, pero me habria gustado algún que otro duelo más como el de Guadix a lo largo de la obra ¿Seguirá deleitándonos con sus duelos a espada que sin duda son uno de sus fuerte en próximas novelas?
John, los duelos singulares son escenas de las que más me gustan cuando escribo (igual que cuando leo). Te podría decir lo mismo de las batallas, de las escenas eróticas, de los diálogos en un ambiente de intriga. De todo eso habrá siempre, no lo dudes. Pero ojo, hay que encontrar la medida justa porque hay lectores que se saturan con cierto tipo de escenas.

Sobre que otra época fuera del medievo le gustaría escribir? O dicho de otra manera ¿Que otras inquietudes como escritor tiene para el futuro cuando termine lo que tenga entre manos?
Ritchie, sigo en el siglo XII y en todo lo que representó la invasión almohade de la Península. Creo que es un momento clave para nuestra historia y los personajes que se mueven en ese lapso son increíbles. Fuera del medievo me llama la atención la antigüedad griega. También las guerras mundiales y nuestra guerra civil. Pero ya te digo, el futuro sigue siendo la plena edad media.

He leido tu novela y me parece excepcional, quisiera saber si hay otra en ciernes y cuánto hemos de esperar a ello…
Avesnes, estoy en ello desde hace ya más de un año. Es difícil dar una fecha, así que, para no mojarme mucho, ponle un año y medio más. Eso sin contar avatares editoriales, claro. En esto de escribir no hay nada seguro.
He leido que perteneces a un grupo denominado Cuaderno Rojo, ¿de qué se trata exactamente? ¿Es tal vez un club de fans?
Ernesto, El Cuaderno Rojo es un grupo de amigos adictos a la literatura. Nos conocimos en los talleres literarios que se imparten en L’Iber, en Valencia. Somos alumnos de los maestros Penadés y Posteguillo, y nos reunimos con asiduidad en tertulia, organizamos eventos con otros autores amigos (ya he dicho que Valencia es una mina, ¿no?), nos corregimos los manuscritos, nos pegamos collejas literarias, nos alegramos de nuestros éxitos…

En primer lugar gracias por contestar mis preguntas y felicitarte por tus obras (he podido leer dos de ellas y estoy encantada ¿Por qué eliges trabajar tus novelas en esa época concretamente? y en segundo lugar, ¿Te gustaría embarcarte en otro género? Gracias, por favor, sigue escribiendo
Gracias, María. Como dije más arriba, la edad media es lo que me motiva ahora mismo y por eso sigo ahí. Creo que escribiré mejores novelas si lo hago sobre temas que me cautivan. Un género pendiente para mí es la novela policíaca. Tendré que meterle mano algún día, me temo. Un abrazo muy fuerte y sigue leyéndome.

Hola Sebastián, ¿que es y cual es la función de El cuaderno rojo? Adoro tus novelas
Hola, Ana. Bueno, acabo de contestar a esa pregunta. Su función es básicamente emocional pese a todo. Representa un apoyo saber que tienes a tu lado gente que comparte tus inquietudes y con la que puedes contar. Gracias y un beso.

¡Gracias,Sebastián! Intentaré seguir tu consejo para escribir: tendré en cuenta la humildad y la ambición en las historias que cuente; y lo empezaré a aplicar desde ya en las dos que he comenzado. Otro beso para ti, y ya nos veremos si vienes a firmar por aquí.
Bien hecho, Elvira. Adelante y ojalá las veamos pronto publicadas. Guárdame un sitio en Murcia. Besos.
Muchas gracias a todos por vuestro interés, también a FNAC por ponernos en contacto. Me duelen los dedos de teclear pero me lo he pasado genial con vuestras preguntas. Un abrazo muy fuerte y abrigaos bien.

Reseña de LA LOBA DE AL-ÁNDALUS en Biblioteca IES Guillem d'Alcalà

De las novelas que recrean este periodo histórico, esta es la que mejor transmite las circunstancias en se vivía en la época, llena de pactos, traiciones y guerras. Todo un acontecimiento literario en el género de la novela histórica que encumbra a Roa como uno de los mejores narradores del momento...

Reseña de LA LOBA DE AL-ÁNDALUS en El placer de la lectura

Volvemos al mundo medieval épico con la cuarta novela de Sebastian Roa, en un periodo histórico y un espacio concretos: la Península Ibérica, los reinos cristianos y moros, las alianzas y guerras en todas las combinaciones posibles. Hacia la mitad del siglo XII, Mardanish, al que llamaban legendariamente rey Lobo, comparte protagonismo con su esposa favorita, Zobeyda, a la cual adjudica el autor un papel determinante, de hilo conductor; casi demasiado importante -diríamos- para los habituales papeles de las mujeres musulmanas en esa época. Sin embargo, literariamente ofrece unas posibilidades humanas y dramáticas enormes. Y a Roa le interesa lo literario tanto como lo histórico. Novela coral, el autor abarca con ella un amplio abanico de miradas, siempre marcando una perspectiva principal, que es la del reino andalusí levantino: el momento de esplendor y la decadencia final. Las luchas internas dentro de cada bando, incluidas las intrigas del harén...

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Jornadas de narrativa histórica de Valencia organizadas por Hislibris

Sebastián Roa participó en las recientes jornadas de Narrativa Histórica celebradas en Valencia y organizadas por Hislibris. Integrado en la mesa redonda de novela histórica medieval, compartió espacio con los escritores Miguel Ángel Badal, Ramón Muñoz y Guillermo Galván. En su turno, Sebastián habló sobre la transmisión de los valores caballerescos desde la Edad Media hasta la actualidad a través de los relatos novelados, así como del concepto del bien y del mal y el relativismo moral en la narrativa histórica.
Podéis leer la crónica completa en la web de hislibris

Entrevista en Diario Siglo XXI sobre LA LOBA DE AL-ÁNDALUS

“Creo que para enseñar la Historia están los profesores, no los escritores”
Sebastián Roa termina de publicar un grueso volumen, La Loba de al-Ándalus, editado por Ediciones B, en el que nos habla de un personaje bastante ignorado en nuestro país: el rey Lobo, también llamado Lope, y cuyo nombre real fue en realidad Muhammad Ibn Mardánish, que gobernó un pequeño reino independiente en las cercanías del Mediterráneo entre los años 1147 y 1172...
Leer entrevista completa


Entrevista en nonada.es sobre LA LOBA DE AL-ÁNDALUS

El matrimonio detective y novela ha dado muchos hijos insignes a la literatura. El sabueso es un personaje que funciona muy bien para establecer una lucha de inteligencias con el lector. Sebastián Roa es inspector de policía, pero de carne y hueso. También es escritor de novela histórica y presenta en Valencia su último libro: ‘La Loba de al-Ándalus’.

Reseña de LA LOBA DE AL-ÁNDALUS en Hislibris

Después de la breve crítica, y resaltando que la novela prácticamente no tiene desperdicio, no queda nada más que recomendar La loba de al-Ándalus a cualquier lector que guste de la buena historia. Sebastián Roa tiene una prosa directa que envuelve desde la primera página; sus prólogos son encantadores y el autor es poseedor de algo innato y que muy pocos escritores poseen: ritmo constante y fuerza narrativa...

Reseña de LA LOBA DE AL-ÁNDALUS en ratonchica.com

Un buen libro nunca es demasiado grande. Un libro malo nunca es lo bastante pequeño. Digo ésto porque La loba de al-Ándalus tiene más de 900 páginas, letra pequeña y pesa más de medio kilo. Si eres de esos lectores pusilánimes en los que el tamaño o el peso de un libro te sirve para decidir o no su lectura, no sigas leyendo esta crítica; este libro no es para ti. Si, por el contrario, compartes esta idea que he expuesto antes y te gusta la novela histórica, en La loba de al-Ándalus te sentirás como pez en el agua...

Sebastián Roa viaja al Mediterráneo del siglo XII de la mano del rey Lobo - 20minutos.es

Dos años y medio de documentación y elaboración han dado como fruto un retrato de este líder, que intentó durante toda su vida de contener el avance de los aragoneses por el norte y de los almohades fanáticos por el sur, mientras establecía relaciones de amistad y protección mutua con el monarca de León y Castilla y muchos otros nobles cristianos...

domingo, 28 de octubre de 2012

Booktrailer de La loba de al-Ándalus

Al norte los reinos cristianos, al sur el fanatismo almohade amenaza con conquistar la península y entre ambas fuerzas… un reino próspero y feliz.
Batallas, pasión, intrigas políticas, sensualidad, héroes, lealtad, traición en el nuevo libro de Sebastián Roa, La loba de al-Ándalus.

La Valencia del rey Lobo. Diario El Mundo sobre La loba de al-Ándalus

¿Qué pasó en la Valencia medieval entre la llegada del Cid y el rey don Jaime? ¿Cuál es el origen del nombre Llano de Zaidía? Una forma amena de encontrar respuestas a esas preguntas y profundizar en una de las etapas históricas menos conocidas de nuestra historia es leer La loba de al-Ándalus, de Sebastián Roa. Un extenso relato ambientado a mediados del siglo XII, a partir de 1151, sobre los avatares del reinado de Muhammad Ibn Mardanis, más conocido por rey Lope o rey Lobo...

Seguir leyendo.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Reseña de VENGANZA DE SANGRE, por Josep Asensi, para Hislibris

Hacía tiempo que una novela no me hacía pasarme de mi parada en el metro o el autobús: ese es el gran mérito, aunque no el único, de Sebastián Roa.
Sebastián, además de contertulio hislibreño y buen amigo, es el autor de tres libros publicados: Casus belliEl caballero del alba y el presente Venganza de sangre, ganador del premio Comarca del Cinca Medio, del que ya tuvimos el placer de comentar su presentación en Valencia. El principal punto fuerte de esta novela histórica es que es una buena novela independientemente de su componente histórico, y creo que todos estamos de acuerdo en que eso es lo principal. Hay una introducción (el exordio), un buen desarrollo y un correcto desenlace...

Reseña de VENGANZA DE SANGRE, por Marta Querol


Lo primero que me llamó la atención fue la manera en que está escrita. Siempre he pensado que escribir novela histórica con el lenguaje adecuado, en ese punto de equilibrio que no cae en lo farragoso del arcaísmo y ni en lo chirriante de lo anacrónico, es muy complicado. Y sin embargo, Roa emplea un lenguaje que te traslada inmediatamente a la época haciéndote sentir cómodo, con fluidez, como sí tanto él como uno mismo hablara así todos los días. Es una novela en la que es difícil decidir qué está más conseguido, si la trama o la forma de contarla...

 



jueves, 27 de septiembre de 2012

La loba de al-Ándalus se presenta en Valencia

La primera presentación de La loba de al-Ándalus tendrá lugar el próximo domingo 30 de septiembre a las 19:00 horas. En el Bibliocafé, por supuesto, y con Santiago Posteguillo como maestro de ceremonias.


sábado, 15 de septiembre de 2012

Venganza en el club de lectura Penadés

El club de lectura fue bautizado con el nombre del autor de El hombre de Esparta, pero aún no había materializado la actividad que le da nombre. Venganza de sangre tuvo el honor de ser la novela escogida para la ocasión en un acto organizado y coordinado por Toni Zarza. Espero que el club siga adelante con más actividad.

Me encantan los clubes de lectura. Disfruté mucho en los de Calatayud y Ricla, y lo mismo me ha pasado en Valencia. El acto se enriquece tanto con las preguntas y comentarios de los lectores como con el ambiente que se crea, mucho más espontáneo y rico que el de una presentación, por ejemplo. Es curioso ver cómo una novela deja de ser propiedad del autor cuando sale a la calle. Cada lector recrea la historia escrita de forma diferente, ve detalles, intuye matices que escapan al resto. Una novela es un ente vivo que se adapta a cada persona. ¿O será al revés? Hay cientos de venganzas, o miles. Ojalá fueran millones, je, je.


En vísperas de que La loba de al-Ándalus comience su andadura, creo que puedo sentirme satisfecho de las aventuras de Blasco de Exea. Un paso más hacia el futuro para una novela nacida de las tristezas pasadas. Me gusta oír que un lector ha disfrutado con Venganza de sangre. Me gusta saber que ha odiado a ese mugroso almogávar o ha amado a la tabernera de Cáller. Que se ha batido con D'Argentan o que ha desembarcado en Cerdeña lanza en mano. Y ahora espero que a ese mismo lector y a muchos más les gusten Zobeyda, el conde de Urgel, el califa Abd al-Mumín, Álvar el Calvo, Hafsa, el emperador Alfonso, el rey Lobo, Pedro de Azagra... Espero que disfruten del siglo XII en Valencia, en Marrakech, en Granada, en Albarracín, en Murcia... 

Ya queda menos para saberlo.

viernes, 7 de septiembre de 2012

La loba se deja ver

Se me ha metido una loba en casa y ha empezado a aullar. No me extrañaría ver manadas enteras por las estanterías dentro de poco...

Foto: Y. Roa

martes, 4 de septiembre de 2012

Venganza de sangre, club de lectura en Valencia




Toni Zarza, devorador de literatura histórica, convoca y coordina el club de lectura que se reunirá a las 19:00 del próximo miércoles, 12 de septiembre, en el Bibliocafé (Amadeo de Saboya 17, Valencia). La idea es destripar la novela. Discutir sobre los personajes, la trama, el momento histórico, el estilo... El autor, aquí presente, se parapetará tras la novela para responder (si puede) las preguntas de los lectores y para encajar sus tomatazos con la mayor elegancia posible. Desaconsejo venir a quien todavía no haya leído Venganza de sangre y pretenda hacerlo, porque no habrá piedad con nadie: ni con Blasco, ni con Gualba, ni con Zintero, ni con Leta...




El evento en facebook

martes, 28 de agosto de 2012

Entrevista en Las Provincias sobre LA LOBA DE AL-ÁNDALUS

Novela histórica. Siglo XII. Situada en todo el Levante español. Hablo de un reino casi desconocido, entre los cristianos del norte y los invasores almohades. En mitad de todo aquello quedó este reino extraño, musulmán pero aliado con los cristianos y enfrentado con las culturas árabes más rígidas, provenientes del norte de África. Al frente del reino, estaba el rey Lobo, un personaje curioso, que tenía en el harén a una favorita, la Loba. La novela cuenta esa historia de resistencia y cómo su estado de bienestar se les viene abajo de repente...


sábado, 25 de agosto de 2012

La loba en la revista Tiempo

¿Quieres leer las primeras líneas de La loba de al-Ándalus? En la revista TIEMPO de este mes la recomiendan como lectura para el otoño que se acerca. Pulsa el enlace sobre la portada y conoce a Zobeyda.


viernes, 3 de agosto de 2012

El rey Lobo, de ilustre memoria



 Santa María de Albarracín (Santabariyya as-Sharq), feudo norteño del rey Lobo en el siglo XII

En 1258, el papa Alejandro IV concedió por bula la unión de las diócesis de Albarracín y Segorbe. En los primeros párrafos de esta bula, algo así como los fundamentos de derecho de las sentencias modernas, el santo padre se refiere a un cierto «rey Lobo de ilustre memoria», que había gobernado Albarracín y sus aledaños antes de pasar a manos del noble Pedro de Azagra, casi cien años antes de la bula. A clarae memoriae Lupo rege, dice el papa. Tanto por la documentación coetánea como por la diplomática de Alfonso VIII, no cabe duda alguna de que este rey Lobo era el musulmán que regía el oriente de la Península Ibérica, Muhammad ibn Mardanish. Según esa misma documentación, este rey Lobo no solo fue aliado de sus paisanos católicos, sino que se enfrentó en guerra perpetua contra una pesadilla brotada de las montañas africanas, el mayor peligro que hayan conocido los reinos cristianos ibéricos: la invasión almohade. Tanto afán puso en este enfrentamiento, tan gran servicio hizo a la cristiandad luchando contra sus hermanos de fe, que un papa elogió su recuerdo en una bula.
Real monasterio de la Zaidía, en Valencia, o cómo una munya mardanisí se convierte en cenobio cristiano. 
¿Qué pudo llevar a una situación que ahora, más de ocho siglos después, se nos antoja extraña? El gobierno del rey Lobo representa un momento irrepetible de nuestra historia. Un momento también brillante, puesto que las monedas que se acuñaron en sus cecas conservaban el curso legal dos siglos después de transcurrido este episodio. El rey Lobo confirmaba documentos reales castellanos, cerraba tratos de comercio con las repúblicas italianas, abría iglesias para sus mercenarios cristianos en los arrabales de Murcia, se carteaba e intercambiaba regalos, según se dice, con el rey de Inglaterra… y perduraba en la memoria de la santa sede.

Salvo por unos pocos arqueólogos que han excavado en Murcia para encontrar la sombra del esplendor mardanisí, y aparte remembranzas de leyenda o rescoldos festivos, escasos son quienes recuerdan al rey Lobo. A nadie parece importarle que su reino pudiera medirse en extensión y riqueza con los demás estados peninsulares, ni que se obstinara en enfrentarse a la máquina de guerra más poderosa de su mundo para defender a quienes rivalizaban entre sí y aguardaban para alimentarse de sus despojos. Y si unas crónicas, las cristianas, se limitan a pasar de puntillas por encima de su reino, otras, las almohades, nos lo presentan como un demonio ávido de sangre y entregado a la lujuria y el desenfreno.
Castillejo de Monteagudo (Qasr ibn-Saad), toda una revolución en arquitectura defensiva medieval cerca de Murcia. 

Lo más seguro es que nunca conozcamos la verdad. Y si alguien lo consigue, será un historiador. Yo no lo soy, pero algo puedo hacer para que esa «ilustre memoria», la del rey Lobo, reviva. Y con él cobren vida de nuevo su favorita, su harén, sus capitales mediterráneas, la prosperidad, la poesía andalusí, la caballerosidad de Pedro de Azagra o de Álvar Rodríguez el Calvo… Si alguien es capaz de empezar una guerra por una mujer, vale la pena escribir sobre él. Y sobre ella.



Venganza en la web de Antonio Penadés

La reseña de Toni Zarza en la web de Antonio Penadés



Pulsa sobre la imagen para ir a la reseña.

sábado, 21 de julio de 2012

Amantes de Teruel y zombis, enlace reparado




Ya está reparado el enlace para descargar libremente AMANTES DE TERUEL Y ZOMBIS.

Descubre la verdadera aventura de Diego de Marcilla. Que no te cuenten milongas.

Pulsa sobre la imagen de la hermosa doncella desmejorada o en el enlace fijo, en la costanera derecha del blog.


El nuevo de Posteguillo, para septiembre

Otro que no hay que perderse.


Viento en popa

Cada día que pasa, queda un día menos.


lunes, 2 de julio de 2012

Liturgia literaria de Jason Webster










Segunda liturgia literaria organizada por El Cuaderno Rojo en Bibliocafé. Para esta ocasión, el invitado especial fue Jason Webster, escritor anglosajón afincado en España y autor de varios ensayos y novelas, las más recientes centradas en las investigaciones del inspector de policía Max Cámara.



Jason nos contó cuál es su «liturgia». Qué rituales sigue antes y durante su trabajo. Dónde escribe, qué ambiente se procura, cómo divide las distintas fases, qué lee y qué deja de leer… Además, rompió con algunos tópicos usando argumentos plagados de lógica, y que sorprendieron a todo el público y convencieron a más de uno. Todo ello por no hablar de su teoría del caos creativo, de las bondades de su alfombra mágica o de su concepto de la condición de escritor. También pudimos ver algunas diferencias entre los mundos editoriales inglés y español, especialmente significativas en el caso de los premios literarios. Con esta amena e ilustrativa sesión de Mr. Webster, las liturgias literarias se perfilan como reuniones de gran interés para quienes escriben o pretenden hacerlo, si bien son ya varias las personas que, ajenas a la escritura propiamente dicha, disfrutan de este tipo de actos.
El próximo miércoles, cuatro de julio, disfrutaremos de la liturgia extraordinaria con la que cerraremos la temporada. La escritora canadiense Louise Dupré, en gira europea, nos hablará de su obra y responderá a nuestras preguntas. La cita es, cómo no, en Bibliocafé, a las 19:00.

El Cuaderno Rojo descansará durante los calores estivales, pero que nadie se duerma. Las liturgias volverán con nuevos invitados para descubrirnos sus métodos de trabajo.

sábado, 9 de junio de 2012

Mesa redonda con Castelló y Badal. Ahí es nada.

Bibliocafé. C/ Amadeo de Saboya 17, Valencia
Calle Amadeo de Saboya 17, Valencia
Bibliocafé. C/ Amadeo de Saboya 17, Valencia
El Cuaderno Rojo

    
El pasado siete de junio, jueves, tuvo lugar uno de esos actos literarios que me gustan. Con los lectores metidos en el ajo tanto (o incluso más) que los autores. Y conste que, en esta ocasión, no hay que buscar la causa en que entre dichos lectores hubiera también más de un autor.











Gabriel Castelló, autor de Valentia y Devotio, amante de la etapa romana en que nació nuestra ciudad y colaborador en múltiples medios de divulgación. Con su reciente fichaje por Ediciones B, Gabriel nos podría haber dado una conferencia sobre las nuevas posibilidades que se abren en el campo de la edición digital. Pero todo llegará, amicvs, todo llegará...



Miguel Badal, autor de El señor de lordemanos y de una inacabable sucesión de relatosrecreador medieval del grupo Conca e igualmente activo en los medios de comunicación conquenses. En calidad de finalista del Cajagranada 2010, Miguel nos podría deleitar con su experiencia y opinión sobre los premios literarios de alto nivel. Otro que tampoco se escapará para futuros inventos cuaderneros...










La culpa de este encuentro la han tenido el Bibliocafé y El Cuaderno Rojo, que organizaron la que espero sea primera de varias mesas redondas sobre novela. Porque estaremos en crisis económica y sin duda política. Tal vez también en crisis social, y seguro que sufrimos una crisis de valores. Pero ¿crisis cultural? De eso nada. 






Algunas de las asistentes al acto, antes de que este diera comienzo. Los corros para hablar de literatura, los cafés, cervezas y lecturas se prodigaban ya por todo el local. Sobre la mesa, como se puede ver, una de las novelas del gallego Loureiro sobre zombis... ¿Un presagio acerca de nuevas mesas redondas?






Para estrenar el experimento, nos dejamos caer en la novela histórica. ¿Qué será lo siguiente? ¿Terror, Negra, Fantástica…? ¿Poesía, Cómic, Guiones…? ¿Otra vez histórica? En Valencia tenemos para eso y para más. Y si alguien de cerca o de lejos quiere dejarse caer por la ciudad, que sepa que aquí, aparte de paella y playa, hay mucha afición por la lectura.



Algunas imágenes del auditorio. Aunque no es correcto llamarlo así, sin más. Desde que Miguel Badal propuso como tema el potencial didáctico de la novela histórica, los asistentes se lanzaron a aportar sus puntos de vista.


Vale la pena detenernos un momento en el Happy Hour que ofreció el Bibliocafé durante el evento. El concepto de librería-cafetería (¿o era al revés?) se presta como ideal para este tipo de eventos, así como lo es ya para otros (presentaciones, talleres, clubes de lectura...).


Y sigamos con los autores invitados. Tuve el gran placer de compartir mesa con dos apasionados del rigor histórico. De esos que sabes que no te engañan cuando lees sus obras. 
Y es que por ahí transcurrió parte de la discusión. O discusiones, porque como ocurre cuando charlas distendidamente, salieron varios temas interesantes a relucir. ¿Es lícito retorcer la historia para ganar en tensión dramática? ¿Cómo de crédulo es el lector? ¿De verdad usa la novela como acicate para después aumentar sus conocimientos de forma académica? ¿Qué hacemos con los pies de página? Hubo opiniones para todos los gustos. Algunos lectores los consideran de gran ayuda. Otros, simplemente, no los leen. ¿Se deben usar como ingrediente de esa parte didáctica de la narrativa histórica? ¿Es mejor sustituirlos por los socorridos glosarios finales? ¿Y los mapas? ¿Es que ellos no rompen la suspensión del juicio cada vez que se consultan? Difícil, si no imposible, ponerse de acuerdo. Pero en eventos como este no es el fin lo que importa, sino el camino.


Total: hora y media que se quedó cortísima y que intentamos alargar con las inevitables charletas post eventum, firmas de libros y compromisos para nuevas reuniones.